MAN BOK PARK: EL ETERNO MISTER DEL VÓLEY PERUANO

MAN BOK PARK: EL ETERNO MISTER DEL VÓLEY PERUANO

Llegó desde Corea para darle continuidad a una filosofía ejemplar y ganadora que trajo Akira Kato, y su trabajo sobre pasó las barreras ampliando el palmarés del voleibol peruano de una manera inolvidable. Man Bok Park llegó a nuestro país en 1974, fungiendo en primera instancia como asistente del legendario técnico japonés. Su primera gran prueba fue en el Mundial Juvenil de México 1981, donde la representación nacional logró alcanzar el segundo lugar en el podio.

En 1982 el voleibol peruano recibe un gran golpe tras la desaparición física de Akira Kato, entrenador al que se le acredita haber forjado el camino para la historia de nuestro deporte bandera. Tras el deceso del estratega nipón, Man Bok Park asumió completamente las riendas de la selección blanquirroja, buscando generar nuevas hazañas tras el éxito de una era con Lucha Fuentes, Pilancho Jiménez, Ana María Ramírez, Meche González, Norma Velarde, entre otras jugadoras destacadas.

La pérdida de Akira Kato fue irreparable, pero de alguna manera se debía conseguir homenajear al padre del vóley peruano. El mundial absoluto se celebró ese mismo año de 1982 en nuestro país, y la selección sería conducida por el técnico estelar Man Bok Park, que de alguna manera ofrendaría a su antecesor con la campaña realizada.

Perú clasificó a segunda ronda del Mundial 1982  con comodidad, venciendo por 3-0 a Canadá, Indonesia y Nigeria. En la siguiente etapa las dirigidas por Mister Park derrotaron 3-0 a Bulgaria, cayeron 3-0 ante Corea del Sur, vencieron 3-0, de manera categórica a Brasil, y en un partido increíble se le ganó 3-1 a Japón. Las Matadoras iban creciendo, y se hacían favoritas, algo que tradujeron en semifinales llevándose en un inolvidable partido al favorito Estados Unidos por 3 sets a 0. Man Bo Park ya había conseguido poner en la palestra a la selección bicolor con la clasificación a una final mundialista. Finalmente, Perú no pudo frente a la nueva potencia, China, a la que acompañó en el podio colgándose la medalla de plata.

Luego del subcampeonato mundial bajo la nueva filosofía de Míster Park, Perú logró acercarse al podio en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, culminando en el cuarto lugar. No fue el resultado que el estratega tenía como objetivo, pero continuaba trabajando en busca de conseguir una medalla olímpica para nuestro país. La selección nacional superó sin dificultades a Canadá y sufrió para vencer a Corea del Sur, el país natal de Míster Park. Con dicho éxito, logró pasar a semifinales, pero sin mayores resultados. Perú cayó por 3 a 0 ante los Estados Unidos y solo logró ganar el primer set en el partido definitorio por el tercer lugar ante Japón. Sin embargo, el no haber logrado ninguna medalla olímpica sirvió de estímulo para una mejor preparación de cara al próximo torneo, el mundial de Checoslovaquia.

Man Bok Park sabía que debía reforzar su equipo. Con el técnico coreano llegaron nombres como Gina Torrealva, Rosa García, Natalia Málaga, Cenaida Uribe y Denisse Fajardo. Pero hubo una jugadora a la que catalogan como la creación de Míster Park, y esa fue Gaby Pérez del Solar. Con sus casi dos metros de estatura (1.94 m), esta adolescente de 14 años venía de practicar básket, y el buen ojo y acierto del entrenador la convertirían en una de las mejores centrales del mundo hasta llevarla al Salón de La Fama del voleibol mundial. Algo similar, y menos importante, lo pudo hacer con Cecilia Tait, ´LA Zurda de Oro’, a quien ayudó a perfeccionarse para que años más tarde logre ser la mejor del mundo.

En 1986, Perú participó en el Campeonato Mundial de Voleibol de 1986 en Checoslovaquia, donde el conjunto peruano obtuvo la medalla de bronce, tras de derrotar en primera rueda a la República Federal Alemana por 3-0, a Brasil por 3-1 y caer ante Cuba en dramático partido por 2-3. Posteriormente, en segunda ronda, derrotó por 3-1 al mismo conjunto de Checoslovaquia, 3-0 a Bulgaria y 3-0 a Corea del Sur. El equipo blanquirrojo, nuevamente de la mano de Mister Park Llegaría a las semifinales, cayendo, pero peleando ante la poderosa China por 3-0. Con una jovencita como Gaby Pérez del Solar como la mejor central del certamen, la selección nacional iría por el bronce. En ese partido, derrotó al poderoso equipo de la República Democrática Alemana por 3-1, demostrando una superación increíble con la filosofía Park, con miras a las Olimpiadas de Seúl: el sueño de todos.

SEÚL Y MISTER PARK: UNA MEDALLA DE TODOS

Perú llegó a los Juegos Olímpicos con una mezcolanza de características producto del acierto de Man Bok Park. La estatura de la selección era promedio, no tenía una talla a la que pudieran sacar provecho, pero la constancia, habilidad, picardía y explosión, aunado con esa disciplina oriental, le dieron a esta representación ser el equipo más querido de todos, por el mundo entero.

En la primera fase, Perú ganó Brasil, clásico rival sudamericano, por un contundente 3 a 0. Luego, vencerían a China, bicampeón mundial y campeón olímpico, en el quinto set por 16 a 14, luego de ir perdiendo 14 a 9. Casi lo mismo sucedería con Estados Unidos, que luego de ir ganando los dos primeros sets, perderían ante las sudamericanas por 3 a 2. Perú se clasificó a la semifinal contra Japón. En un partido muy reñido, Perú ganaría al equipo asiático por 3 a 2. Este triunfo llevó por primera vez a un equipo sudamericano a una final olímpica de voleibol. Perú se mediría en la final contra la Unión Soviética (URSS).

El partido final se jugó el 29 de septiembre. La URSS era un equipo experimentado, por su participación en varias finales olímpicas, y que contaba con jugadoras como Irina Smirnova y Valentina Ogienko, motivos por los cuales era el gran favorito. Sin embargo, Perú ganó fácilmente los dos primeros sets con excelentes actuaciones de Cecilia Tait, la mejor jugadora del torneo olímpico, Cenaida Uribe, Gabriela Pérez del Solar, Gina Torrealva, Rosa García, entre otras. En el tercer set, Perú ganaba por 12 a 6, y fue cuando el equipo soviético reaccionó, ganando los dos sets siguientes. La URSS comenzó jugando sólidamente el set definitivo, pero Perú reanudó un juego más tranquilo, empatando el marcador. La URSS obtendría el primer match point, luego Perú tendría hasta en tres oportunidades el match point, pero al final el equipo europeo ganaría por 17 a 15. Ya en Lima, la selección sería recibida con reconocimientos por parte del estado y el pueblo. Hay quienes dicen que esa medalla no se la colgaron solo las jugadoras, sino también todo el Perú, gracias al esfuerzo de ellas, pero sobre todo a la disciplina y querencia de nuestro país por parte de Mister Park. Que descanse en paz.

Attachment

3 Comments

    • quest bars cheap

      09/10/2019

      You ought to be a part of a contest for one of the best blogs on the
      web. I will highly recommend this website!

      Reply
    • quest bars cheap

      11/10/2019

      Do you mind if I quote a couple of your articles as long as I provide credit and sources back to your weblog?
      My blog site is in the exact same niche as yours and my users would genuinely benefit from
      a lot of the information you present here. Please let me know if this okay with you.
      Regards!

      Reply

Leave a Comment

(required)

(required)

Nuestros Patrocinadores