VÓLEY PLAYA PERUANO: REALIDAD DE TALLA MUNDIAL

VÓLEY PLAYA PERUANO: REALIDAD DE TALLA MUNDIAL

Un año de trabajo, y el voleibol playa peruano se ubica en el mapa de la región. La entrenadora brasileña Lucélia Almeida es la artífice de haber logrado un cambio en una disciplina que no había sido profesionalizada por años.

Luego de culminar con una destacada participación en los Juegos Olímpicos de la Juventud Argentina 2018, tras haberse despedido en los octavos de final, Perú consiguió con la dupla Lisbeth Allca y Alexandra Mendoza adjudicarse el Campeonato Sudamericano U21 y la clasificación al Mundial de Tailandia 2019 de la especialidad como primeras en el ranking de la región.

“En 2018 ya habíamos conseguido resultados importantes como la medalla de plata y bronce en dos etapas del sudamericano U19, luego clasificamos al mundial de la misma categoría logrando la primera experiencia de ellas de esta magnitud, y lo tomamos como una especie de preparación para los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, donde tuvimos tres meses de preparación, para finalmente terminar entre las 10 primeras duplas de esta competencia, un buen objetivo luego de un año de trabajo con estas chicas”, explicó la entrenadora.

De manera silenciosa y con mucho profesionalismo, Perú va demostrando que no solo el voleibol de piso puede traerle alegrías, sino que también ese ´león dormido’ del vóley de playa puede alcanzar lauros interesantes para el país. Lucélia Almeida esbozó un plan de trabajo minucioso, metodológico y con mucha sinergia, elementos que están resultando provechosos sobre la arena para el vóley playa peruano.

“El trabajo con Allca y Mendoza era un trabajo marcado a medio – largo plazo. Con ellas nuestro objetivo inicial fue la clasificación a los Juegos Olímpicos de la Juventud. No se puede decir que en 2017 nos trazamos los objetivos porque las cosas se dieron muy rápidas, pero fue en 2018 que nos marcamos metas”

La clasificación al Mundial U19 y el décimo lugar en los Juegos Olímpicos de la Juventud Argentina 2018, competencia donde esta dupla (Allca-Mendoza) cayó en octavos de final frente a Estados Unidos, fueron las pruebas que empezaban a refrendar el trabajo colectivo: a partir de ahí, el nuevo objetivo fue la clasificación al Mundial U21.

“La preparación de estas chicas para la Clasificación al Mundial fue en diciembre 2018 hasta enero del presente año. Incluso pudieron jugar en el circuito sudamericano de mayores. Además de esto, algo importante, fue que iniciamos la posibilidad de que ellas puedan viajar a Brasil para iniciar sus estudios universitarios, y lo conseguimos, viajaron y comenzaron su carrera académica a la par de los entrenamientos con el equipo de la Universidad, en un trabajo mancomunado con su entrenador y yo. Antes de iniciar las etapas clasificatorias Allca y Mendoza ganaron un torneo universitario”, aseguró Lucélia Almeida.

El objetivo de este binomio y de la entrenadora no era solo el boleto a Tailandia 2019, sino que además se plantearon subir al podio en todas las etapas, y así lo lograron. En Chile alcanzaron el bronce, en Lima se colgaron la plata y, finalmente, en Paraguay subieron a los más del podio llevándose la medalla de oro para culminar primeras en el ranking sudamericano.

Seleccionado masculino

Sin dejar de lado, pero yendo con cautela, el trabajo de la selección masculina de vóley playa está trazado para largo plazo. El entrenador Leobardo Sanabria, en conjunto con la profesora Lucélia Almeida, planifican y ponen en práctica los trabajos para potenciar al equipo.

“La dupla que va ganando más experiencia es Vásquez y Seminario, nosotros los estamos formando en el vóley playa. Son chicos sub 21, por ejemplo Seminario tuvo su experiencia en el vóley piso, Vásquez nunca había jugado y nosotros lo estamos formando exclusivamente para el vóley playa por casi dos años con trabajos intensos. Ellos están ganando mucho ritmo de juego, a diferencia del trabajo del femenino que ya tiene más tiempo, por eso que el trabajo con todo el equipo masculino será a largo plazo. Contamos con chicos menores, además de las piezas de experiencias como Jorge Sayan, que se está preparando para los Juegos Panamericanos”, resaltó la seleccionadora de vóley playa peruano.

El objetivo: Panamericanos Lima 2019

Tanto el equipo masculino como femenino va adquiriendo mucha experiencia en competiciones internacionales, esa es la idea de trabajo impuesto por el comando técnico peruano. Desde el año pasado| buscan engranar un buen rodaje para preparar las duplas que representarán a Perú en los Juegos Panamericanos Lima 2019.

“Aún no tenemos los nombres de los representantes del equipo masculino y femenino para los Panamericanos, pero lo que podemos destacar es que estamos mezclando a los juveniles con los adultos para que tengan las mismas posibilidades de ganarse la posibilidad de jugar en esta competencia importante. Todavía estamos en proceso de evaluación, pero las duplas Allca y Mendoza, como Vásquez y Seminario, también están peleando su posibilidad”, afirmó la estratega.

“El objetivo es hacer una buena presentación en los Panamericanos. Nosotros somos sede y tenemos un compromiso grande, tenemos poco tiempo, pero hay que trabajar con la base que tenemos”, puntualizó.

“Nuestra idea es afrontar con la mayor seriedad los Panamericanos, a pesar del corto tiempo. Pero nuestro gran objetivo es apuntar a conseguir los Juegos Olímpicos de 2024”, aseguró.

Attachment

1.325 Comments

Leave a Comment

(required)

(required)

Nuestros Patrocinadores